Enseñarle a la ciudadanía a ejecutar acciones para salvar su vida antes, durante y después de un terremoto, es el objetivo principal de nuestra campaña “Ser Listo es Estar Listo”, que por varios años ha venido informando a la comunidad sobre las medidas de seguridad que debemos tomar en caso de sismo o terremoto, sin embargo depende de ti estar preparado en caso de que algo suceda.

Es importante como medida preventiva tener listo un kit de emergencia, pensado para ser usado durante mínimo 3 días, con los insumos detallados a continuación: agua, alimentos no perecibles como enlatados, cereales o alimentos que no requieran refrigeración, medicinas vitales, radio portátil, linterna y varias pilas extra, silbato en caso de tener la necesidad de pedir ayuda, mascarillas, alicate en caso de tener que cortar cables o mallas metálicas, abrelatas, toallas húmedas con fines de higiene personal, insumos de necesidades especiales como pañales, documentos, lentes, toallas sanitarias, entre otros.

Junto con tu familia, planea por anticipado lo que harás en caso de una emergencia, tomando en cuenta los siguientes puntos:

-    Es posible que tu familia no se encuentre en el mismo lugar cuando se produzca el desastre, por eso deben establecer como se comunicarán entre sí y qué harán en caso de que algo suceda.

-     Ponerse de acuerdo donde se reunirá la familia, tanto dentro y fuera de tu barrio o ciudadela.

-  Definan una persona dentro y fuera de la ciudad (de ser posible) para reportarse en caso de que la familia se vea separada e incomunicada.

  -  Asegúrate de que todos los miembros de tu familia conozcan el único número de emergencias 911.

 

Esto requiere que organices y ejecutes simulacros, pues entre más lo ensayen menos tiempo les tomará al momento de una emergencia real.

Por otra parte, recomendamos que durante un sismo, ya sea que se encuentren en sus casas o trabajos, se coloquen en posición fetal junto a una estructura fuerte y compacta como una cajonera, cama o escritorio pesado, al colapsar una estructura, esta formará un espacio conocido como triángulo de la vida.

 

En caso de encontrarse en un vehículo, trata de localizar un lugar que no presente mayor riesgo, detén el vehículo y úsalo para generar un triángulo de la vida.

 

Después de un sismo o terremoto, verifica si hay lesionados, incendios o fugas de cualquier tipo, de ser así, llama al número de emergencias 911. No ingreses a la edificación hasta no asegurarte de que sea estable y segura. En caso de quedar atrapado, conserva la calma y trata de comunicarte al exterior con un silbato o golpeando algún objeto para llamar la atención de los rescatistas.

Es importante mantenerse informado únicamente de organismos y autoridades oficiales. Reenviar información que no sea obtenida de una fuente oficial, puede causar confusión y pánico. Todos tenemos un papel importante en la seguridad de la comunidad, pero recuerda que ser listo es estar listo y es tu responsabilidad tomar las medidas preventivas necesarias para salvaguardar tu vida y la de tus familiares en caso de cualquier tipo de emergencia.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil está atento y preparado con un aproximado de 2000 bomberos y todo el equipamiento necesario para atender las emergencias que se puedan presentar en la ciudad.

 

Tu vida, es nuestra vida.