En el año 2016 el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, como organismo de primera respuesta ante emergencias, atendió 20.009 llamados entre incendios, rescates, atención pre-hospitalaria, eventos por fisuras producto del terremoto ocurrido el 16 de abril, entre otros.

Justamente, a consecuencia del sismo se atendieron 633 casos en abril y 132 en mayo, poniendo en evidencia la capacidad de los miembros de la casaca roja ante algún siniestro.

Del mismo modo, como parte de su labor de socorrer a la comunidad y gracias a las constantes capacitaciones al personal,  en el 2016 incrementó la cifra de incendios controlados al arribo de la unidad con una suma de 1.024, en comparación con el año 2015 que fueron 917 emergencias controladas.

Por otro lado, esta benemérita institución invita a la ciudadanía a tomar conciencia acerca de las falsas alarmas que desvían la atención de emergencias reales, ya que en el año que finalizó se registraron  960 llamadas falsas en comparación con el año 2015 que hubo 770.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, con 182 años de servicio, reitera su compromiso con la colectividad y enfatiza que continuará con las campañas de prevención con la finalidad de mitigar los riesgos.  

Abnegación y disciplina