Prevenir es tarea de todos. Es por ello que el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, con su campaña “Improvisar no te salva”, aconseja estar preparado para una emergencia siguiendo estas recomendaciones:

  1. Los integrantes de la familia o en tu lugar de trabajo deben practicar el plan de evacuación por lo menos dos veces al año.
  2. No olvides que deben tener al menos dos salidas de escape en tu sitio de trabajo o casa, de esa manera cuando ocurra la emergencia (incendio, terremoto, etc.) podrás actuar de manera más rápida y óptima.
  3. Tener cerca el kit de emergencia que debe contener: medicina, radio portátil,  linterna y pilas, silbato en caso de tener la necesidad de pedir ayuda, mascarillas, alicate en caso de tener que cortar cables o mallas metálicas.
  4. Al momento de que exista la emergencia asegúrate de que todos tus familiares o compañeros de trabajo hayan desalojado el sitio del desastre. Olvídate de las cosas innecesarias como computadora, cartera, entre otras cosas.
  5. Las salidas de emergencia de tu lugar de trabajo o casa deben de estar despejadas.
  6. Si al momento de un incendio todos los caminos están obstruidos por el humo, es recomendable agacharse y gatear por debajo del humo.

Recuerda mantener la calma al presentarse un desastre. Lo importante es saber qué hacer y no tratar de arriesgar la vida. Debes esperar la asistencia del personal capacitado.

Abnegación y disciplina