El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil realizó, la tarde del sábado 22 de julio, el tradicional “Desfile Motorizado” como parte de las actividades que conmemoran los 482 años de Fundación de Guayaquil.

El recorrido inició a las 18:00 en el Cuartel “Jefe Asisclo Garay”  No.2, ubicado en las calles 10 de Agosto y Esmeraldas. Más de 600 bomberos desfilaron con algarabía sobre alrededor de 30 unidades representativas de esta benemérita institución por la avenida Quito, Víctor Manuel Rendón, Santa Elena, avenida Nueve de Octubre, Malecón Simón Bolívar, Túnel Cerro Santa Ana, avenida Pedro Menéndez Gilbert, avenida Carlos Luis Plaza Danín, avenida Francisco de Orellana, avenida Guillermo Pareja Rolando, avenida Agustín Freire Ycaza y la avenida Isidro Ayora Cueva. La ruta culminó aproximadamente a las 19:45 en el Cuartel “Crnl. Luis Hidalgo Vernaza” No. 13, ubicado en la cdla. La Garzota. 

Entre las unidades que participaron, decoradas con banderas y otras alegorías de Guayaquil, están el carro escalera Bronto que alcanza 54  metros de altura, motobombas, unidades de combate de fuego y de las divisiones de rescate, materiales peligrosos y forestal.  

Por su parte, los asistentes disfrutaron en familia, en medio de gritos de ¡Viva Guayaquil! o ¡Vivan los bomberos!. Carmen Bravo, de 70 años, aún emocionada indicó, “el cuerpo de bomberos es lo mejor que tenemos. Ha evolucionado muchísimo, la labor que realizan se debe de valorar”.

“Es la primera vez que veo el desfile. Me parece respetable y las unidades son muy bonitas. La unión que hay entre los bomberos es increíble eso realmente es importante para ejercer la labor de bomberos”, manifestó el ciudadano Cristian Pauta.

El mayor Reynaldo Carbo, Jefe Comisionado de la Academia de Bomberos de Guayaquil “Crnl. Gabriel Gómez Sánchez”, manifestó la importancia de mantener las costumbres dentro de este organismo de socorro. “cada año desfilan nuestras más emblemáticas unidades con la finalidad de que la ciudadanía las conozcan y compartan con los bomberos por las principales calles de la ciudad”, acotó.

Al final de la ruta, niños y adultos aprovecharon la oportunidad para fotografiarse con los bomberos, quienes un año más le rinden homenaje a Guayaquil.

Abnegación y disciplina