El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil informa que, tras el colapso de una parte del puente de la Isla Santay, se trabajó arduamente en el rescate de las personas que quedaron atrapadas en la mitad de la estructura que cayó al Río Guayas.

En la emergencia, que ocurrió alrededor de las 15:40 del día jueves 12 de octubre, trabajaron aproximadamente 20 bomberos de la División Especializada de Rescate, además de la División Fluvial con sus embarcaciones Huancavilca, TOA y el bote Zodiac.

En la mitad del puente que va desde Guayaquil a la Isla Santay quedaron atrapadas 9 personas. “No se pudo rescatar a las personas por la vía aérea, porque realmente con los vientos no sabíamos qué vaya a pasar. Por lo que procedimos el rescate de manera fluvial ”, manifestó el Tnte. Crnl. Polo Terán, Segundo Jefe de esta benemérita institución.

De su lado, el mayor Jorge Montanero, Jefe de la División Especializada de Rescate, indicó que las labores se complicaron no solo por las condiciones climáticas sino además por la estructura colapsada. “Con un bote llegamos a la mitad del puente, subimos la estructura, llegamos a ellos, y los bajamos hasta donde estaba la parte firme, para posterior a eso llevarlos hasta la embarcación. La operación fue muy compleja, ya que los bajamos con su peso, usamos poleas. Lo más difícil fue subir a donde ellos porque la estructura no estaba firme. Llegamos con equipo especial, usamos cuerdas y arneses, que provinieron de 4 camiones de rescate que nos ayudó con el equipamiento para el personal”, aseveró el mayor Montanero.

Personal de Bomberos Guayaquil ayudó a desembarcar a un grupo de turistas que se quedaron en la Isla Santay y que no podían movilizarse por el puente.  Cerca de las 20:30 fueron rescatadas las personas que quedaron atrapadas en el puente, y luego fueron evaluadas por paramédicos del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil. No se reportaron heridos.


Abnegación y disciplina