El Pabellón del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil fue condecorado por parte de la Gobernación del Guayas por las tareas de rescate de las 9 personas que quedaron atrapadas, el pasado 12 de octubre de 2017,  tras el colapso del puente que unía Guayaquil con la Isla Santay.

El evento se llevó a cabo el lunes 23 de octubre, a las 08:30, en el Salón de Honor de Primera Jefatura, ubicado en la av. 9 de Octubre y Escobedo.

El acto contó con la participación del Cnrl. Martín Cucalón, Primer Jefe de esta benemérita institución; Tnte. Crnl. Leopoldo Terán,  Segundo Jefe; José Francisco Cevallos Villavicencio, Gobernador del Guayas; además de otras autoridades bomberiles, entre ellos quienes participaron en las operaciones de rescate como el Myr. Jorge Montanero, Jefe de la División Especializada de Rescate,  Myr. Carlos Mallarino, Jefe de la División Especializada Fluvial, y el Myr. Julio Jalón, Jefe de la División Rural.

La condecoración al Pabellón de esta benemérita institución se desarrolló en presencia de los 30 bomberos que participaron en las labores.  “Este tipo de reconocimientos son los que impulsan a que sigamos trabajando para la ciudadanía”, aseveró el coronel Martín Cucalón.

De su lado el Tnte. Crnl. Leopoldo Terán, quien dirigió las operaciones como comandante de incidentes el día del colapso del puente, comentó: “Tratamos de la manera más óptima rescatar a estas personas. Señor Gobernador le agradezco la confianza que dio a todo el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, fuimos parte de un grupo de instituciones queriendo responder de manera rápida y oportuna ante este evento adverso”.

Finalmente, José Francisco Cevallos, Gobernador del Guayas, agradeció al grupo de valerosos bomberos que arriesgaron su vida para salvar a las 9 personas. “Nuestro agradecimiento a ese esfuerzo y dedicación. Tuvieron la sapiencia para rescatar a esas personas. Nuestro agradecimiento a nombre del señor presidente Lcdo. Lenin Moreno, y de todos los ecuatorianos. Los bomberos no nacen, se hacen con entrenamiento, esfuerzo, sacrificio, con honestidad y eso es lo que hay en el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil. Sigan delante, Guayaquil los respalda”, acotó.

 

Abnegación y disciplina