Los tiempos de respuesta de las unidades del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil ante emergencias se pusieron a prueba este 17 de noviembre, al enfrentar de manera eficaz un temblor de 6.2 grados de magnitud en la escala de Richter registrado en la ciudad a las 8:40, minutos antes de iniciar el VIII Simulacro de Terremoto, que había organizado la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG).

Tras el sismo, nuestra Central de Alarmas recibió 6 llamadas de auxilio, dos de ellas en viviendas ubicadas en las calles Manabí y García Moreno; y en la calle 40 y segundo callejón F,  respectivamente; en las que se reportaron fisuras en sus estructuras. El personal bomberil verificó las novedades, acordonó los sitios y coordinó con la Dirección de Gestión de Riesgos del Municipio de Guayaquil para que evaluara los inmuebles afectados.

Asimismo, nuestros paramédicos atendieron a varias personas que sufrieron desmayos y crisis nerviosas en el Terminal Terrestre de Guayaquil. Inclusive, una de nuestras ambulancias fue impactada por otro automotor en las calles Gómez Rendón y la Octava, cuando iban camino a una emergencia. El incidente dejó como resultado al conductor y paramédico heridos. Al momento se encuentran en condición estable.

De acuerdo a los protocolos vigentes, se activó el COE Cantonal, presidido por el Alcalde de Guayaquil, Ab. Jaime Nebot, e integrado por varios organismos de socorro; mismos que coincidentemente habían sido convocados para efectuar el simulacro de la ciudad.

Como parte del simulacro, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil participó en 29 escenarios con más de 200 miembros de la Casaca Roja guayaquileña, quienes intervinieron en rescate de víctimas, atención pre hospitalaria, entre otras emergencias.

El Tnte. Crnl. Leopoldo Terán, Segundo Jefe de esta benemérita institución, indicó que la coordinación de las instituciones y organismos de socorro fue uno de los puntos de evaluación del simulacro este año, con el objetivo de medir el tiempo de respuesta ante una emergencia.

En el Hotel Hilton Colón, por ejemplo, se simuló un incendió en uno de los departamentos de último piso y el rescate de una víctima. Participaron 20 bomberos, dos unidades de combate contra incendios y el carro escalera Bronto Skylift que mide 54 metros. “Hemos utilizado la escalera más alta del Ecuador y América Latina, el cual cubre al 100% el hotel. Además, realizamos una evacuación de 300 personas aproximadamente, entre huéspedes y personal administrativo. Nuestro tiempo de respuesta fue de 7 minutos. Es decir, mejoramos en comparación al del año pasado”, indicó el Myr. Jorge Montanero, Jefe de la División de Rescate de Bomberos Guayaquil, quien además es Gerente de Seguridad del hotel.

Mediante este tipo de ejercicios se busca establecer una cultura de prevención, con la finalidad de mitigar consecuencias en caso de movimientos telúricos, como el ocurrido esta mañana. Es por ello que, reiteramos a la ciudadanía tomar en cuenta los siguientes consejos:

  1. Los integrantes de la familia o en su lugar de trabajo deben practicar el plan de evacuación por lo menos dos veces al año.
  2. No olvidar que deben tener al menos dos salidas de escape en los sitios de trabajo o casa, de esa manera cuando ocurra la emergencia (incendio, terremoto, etc.) podrá actuar de manera más rápida y óptima.
  3. Tener cerca el kit de emergencia que debe contener: medicina, radio portátil,  linterna y pilas, silbato en caso de tener la necesidad de pedir ayuda, mascarillas, alicate en caso de tener que cortar cables o mallas metálicas.
  4. Al momento de que exista la emergencia asegurarse de que todos los miembros de la familia o compañeros de trabajo hayan desalojado el sitio del desastre. Olvidarse de las cosas innecesarias como computadora, cartera, entre otras cosas.
  5. Las salidas de emergencia de su lugar de trabajo o casa deben de estar despejadas.
  6. Si al momento de un incendio todos los caminos están obstruidos por el humo, es recomendable agacharse y gatear por debajo del humo.

Abnegación y disciplina