Con una emotiva ceremonia, finalizó este viernes 24 de noviembre la II Acreditación Nacional de Grupos de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas (USAR, por sus siglas en inglés), que se realizó en Portoviejo y donde  el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil acreditó un grupo nivel mediado conformado por 81 bomberos.

La certificación de esta benemérita institución fue entregada por parte de la Secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, al Tnte. Crnl. Leopoldo Terán, Líder del Grupo

En su intervención, la Ministra Ocles agradeció a los participantes en la II Acreditación por su compromiso con el país para servir a los compatriotas o en el extranjero.

"Como país, estamos tranquilos y seguros de saber que contamos con equipos especializados, capaces de salvar vidas ante cualquier evento peligroso que podamos afrontar", señaló Ocles

Por su parte, Enrique Ponce, Subsecretario de Preparación y Respuesta ante Eventos Adversos de la Secretaria de Gestión de Riesgos, destacó que los ejercicios de simulación se realizaron en escenarios reales. "Definitivamente, el 16A marcó un antes y un después, y quizás la principal lección aprendida en cuanto al manejo a la emergencia y la respuesta es justamente la necesidad de contar con un grupo altamente capacitado para las labores de búsqueda y rescate", indicó Ponce

Para lograr la II Acreditación USAR para el Grupo Mediano, Bomberos Guayaquil realizó tres ejercicios que pusieron a prueba todas las técnicas necesarias para trabajar en estructuras colapsadas.

El último de ellos se realizó en conjunto con el Benemérito Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cuenca y la Unidad de Rescate y Emergencias Médicas de la CTE, que también estaban acreditándose, como un Comando unificado. Inicio a las 05:25 de hoy en la Cdla. Briones de la capital manabita, y consistió en el rescate de dos víctimas en una estructura de varios niveles.

Para esta práctica, que duró tres horas, se aplicó técnicas como marcaje, apuntalamiento, rompimientos de paredes, entre otras.

El Tnte Crnl Leopoldo Terán destacó el trabajo realizado en todos las simulaciones. "El resultado final es: primero, las enseñanzas que nos quedan; hemos trabajado en estructuras reales. El segundo beneficio o resultado positivo es la interrelación entre instituciones. En el caso de hoy trabajamos con Bomberos Cuenca y un grupo de la CTE, donde las tres instituciones compartimos técnicas, compartimos conocimientos y vimos las fortalezas y debilidades de cada uno", manifestó Terán.

Con esta nueva acreditación, Bomberos Guayaquil cuenta con dos grupos de nivel mediano y uno liviano; todos preparados, con organización y completa autonomía para responder tanto a nivel nacional como internacional en caso de presentarse un evento adverso, como un terremoto.

Abnegación y Disciplina