Aproximadamente 200 miembros de la casaca roja del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil trabajaron para sofocar las llamas del incendio ocurrido este domingo 14 de enero, en un edificio ubicado en las calles Vélez entre García Avilés y Boyacá, en el centro de la ciudad.

El flagelo inició a las 12:10 en un departamento del onceavo piso, que se contaminó en su totalidad. Para controlar la emergencia fue necesaria la movilización de 23 unidades de Bomberos Guayaquil, entre ellas de combate contra incendios, rescate, ambulancias y carros escalera como la Bronto, diseñada para alcanzar hasta 54 metros de altura.

 “Movilizamos gran parte de los carros escaleras para mitigar las llamas y que se propaguen a otros pisos. Adicional, las personas que fueron evacuadas están estable y fueron atendidas por nuestros paramédicos”, indicó el Tnte. Crnl. Polo Terán, Segundo Jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil.

Veintitrés personas fueron evacuadas del inmueble, de los cuales 5 fueron atendidas en el sitio con síntomas de asfixia por inhalación de humo y crisis nerviosas, quedando todas estables y conscientes.

Abnegación y disciplina