La rápida intervención del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil en el incendio declarado en un local comercial en la coop. Juan Montalvo, a la altura del Mercado San Jacinto, impidió que el fuego se propague a otros inmuebles.

El flagelo ocurrió a las 21:53 del día martes 6 de febrero del presente año en una distribuidora de lubricantes para vehículos y demás artículos de uso automotriz. Aproximadamente 400 bomberos de diferentes brigadas acudieron a sofocar las llamas en el noroeste de la ciudad.

El Crnl. Martín Cucalón de Ycaza, Primer Jefe de Bomberos Guayaquil, indicó que la gran cantidad de material de combustión como llantas, aceites, pintura, ocasionó que el local se quemara en su totalidad complicando un poco las operaciones. “Bomberos Guayaquil trabajó muy rápido para controlar la emergencia, no se han reportados heridos ni viviendas afectadas. Nosotros no determinamos las causas del incendio, la institución pertinente se encargará de investigar”, acotó.

El personal bomberil combatió las llamas desde diferentes frentes, y además tuvieron que hacer dos cavidades en la pared posterior del local para ingresar y sofocar el flagelo. Del mismo modo, la facilidad de las vías en el sector ayudó en las operaciones de combate.

En la emergencia colaboraron alrededor de 50 unidades entre ellas, de combate contra fuego, carros escaleras, ambulancias y materiales peligrosos.

En el incendio colaboraron otras instituciones como la Empresa Eléctrica y la Policía Nacional.

Abnegación y disciplina