Somos la institución bomberil más antigua del Ecuador y de América Latina. Sus miembros permanecen vigilantes las 24 horas ante cualquier emergencia que amenace a la ciudad y sus habitantes. Además, trabaja en la prevención de incendios a través de la emisión de tasas de servicios contra incendios de locales, luego de cumplir estrictas normativas de seguridad.

El trabajo, realizado desde hace 183 años con abnegación y disciplina, les permite combatir los eventos adversos con eficacia y cumplir la gran misión de salvar vidas.