Noticias

Bomberos de Guayaquil acogen a San Florián de Lorch como patrono

By julio 29, 2010 No Comments
La ceremonia de Entronización de San Florián de Lorch como patrono de los Bomberos de Guayaquil se llevará a cabo el día viernes 30 de julio 2010, a las 19h00, en el Salón de Honor de la Primera Jefatura, ubicada en Av. 9 de Octubre 607 y Escobedo. Historia San Florián, a quien el Martirologio Romano conmemora el 4 de Mayo, era un oficial del ejército Romano, quien en el año 300 después de Cristo, desempeñaba un alto puesto administrativo en  Nórico, territorio de la tribu  iliria, actual  Austria. En tiempos del Emperador Cayo Aurelio Diocleciano, entre los años 284 y 302 después de Cristo, hubo paz entre los romanos y cristianos. Pero en el año 303 los  vio  como una amenaza creciente, por lo que entre ese año y el 304 emitio cuatro Edictos  donde era obligación sacrificar a los cristianos. San Florián fue martirizado por la fe. Sus  actas son legendiaras, cuentan que el mismo se entregó en Lorch, ciudad del norte de Alemania, a los soldados del Gobernador Aquilino, quienes perseguían  despiadadamente a los cristianos. Posteriormente fue llevado a la ciudad de Enns, al noreste de Austria, donde por su valiente confesión de la fe, se le azotó y fue despellejado en vida, y finalmente se le arrojó al rio del mismo nombre, con una piedra en el cuello. La tradición afirma que su martirio tuvo lugar en la confluencia de los ríos  Enns con el Danubio. Una piadosa mujer recuperó su cuerpo que fue más tarde depositado en una abadia Agustiniana, cerca de Linz, norte de Austria. La Iglesia salió fortalecida de esta última prueba en la lucha heroica sostenida durante siglos con la Roma Pagana. Años después las reliquias del Santo fueron trasladadas a Roma,  en 1138 el Papa Lucio III, regaló una parte de ellas al Rey Casimiro de Polonia y al Obispo de Cracovia. Desde entonces se considera a San Florián como patrono de Alemania, Polonia y Austria. A diferencia de tantos otros renombrados mártires de la persecución de Diocleciano, en el caso de San Florián hay razones de peso para pensar  que fue martirizado en Laurianum, hoy conocido como Lorch; sus actas se encuentran en el Acta Sanctorum, mayo, volumen I. Parte de  sus reliquias reposan en la Iglesia de Santa María y San Florián, en el barrio Stara Praga, en las calles Solidaridad y Florianzka, Varsovia. En Europa Central y del Este, el pueblo le profesa gran devoción. A la intervención del Santo se le atribuyen numerosas curaciones. El pueblo Cristiano le  invoca como protector del fuego, es por esto que los primeros bomberos de Europa lo acogieron como su Patrono. Su imagen muestra un oficial Romano con su uniforme, una casa en llamas, en la mano derecha un balde con agua y en la mano izquierda la cruz. Posteriormente con la colonización de América  del norte  y la formación de sus bomberos, estos también lo acogieron como patrono, tradición que se extendió en Centroamérica, Brasil, Chile y ahora en Guayaquil.